lunes, 4 de octubre de 2010

Órbita

Sosegada,

habito el infinito

como un retazo del aire.


Suspendo los signos

y la vorágine del instante

nos consume en sus entrañas.


Me entierro

en la luz abisal de este océano.


Desahogo la parábola del mundo,

y se abre la llama de mi sangre

a recibir el bálsamo

del enigma revelándose.



10 comentarios:

  1. Qué hermoso escribes!!!

    Con tu permiso iré pasando por aquí.
    Te envío mi abrazo.
    Dani..

    ResponderEliminar
  2. metáfora perfecta es tu poema.

    besos*

    ResponderEliminar
  3. Cada enigma es la puerta a un nuevo inginitoo!! tus poemas son la lave, muy bueno

    ResponderEliminar
  4. Bailando en la linea imaginaria, bailando en la elipsis, bailando en el jardin de Dios

    ResponderEliminar
  5. Unos ojos se cierran, para que otros sean abiertos. Bellísimo como siempre amiga mía. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Siempre hay una respuesta, una palabra, que resulta balsámica que nos hace entender que incluso lejos de todo estamos cerca de alguien.

    Beso.

    ResponderEliminar
  7. ese diminuto instante infinito. la pregunta a la pregunta.
    me encantó.
    saludos
    sebas.-

    ResponderEliminar
  8. Sigo insistiendo en el cuidado que tenes al usar las palabras, para describirnos ese mundo que esta en tu cabecita y en tu corazón!!!! Me encanta como transmitís esos sentimientos!!!!

    Besos lokizz

    ResponderEliminar