miércoles, 22 de diciembre de 2010

Akasha





Reverbero la lumbre

que nos conjuga

en este vergel de símbolos.


Empíreo es el designio,

el latido sideral que,

como presagio de sol

o refugio de la aurora,

me descubre rendida al viento.


Ignoro el rostro de un destino

que suspenda lo fluctuante de este río.


Soy la alegoría de mi cuerpo

abriéndose a la plenitud del vacío.

7 comentarios:

  1. Es un texto que deja sonidosssssssssssssssssss....ecossssssssssssssss...tiene hermosos contrastes.

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  2. Bien. Aquí estamos, al fin se hizo realidad. Aquí les mando el link de
    la entrada de presentación de mi primer libro (allí encontrarán el
    enlace para leerlo -sin ningún costo- y un enlace para la página de facebook)... espero
    su visita y comentarios.

    A los que quieran ayudarme a darlo a conocer les agradeceré mucho....
    cuéntenle a sus contactos y pongan el enlace en sus páginas personales
    y/o facebook.

    http://lavozdentro.blogspot.com/2011/01/en-lo-invisible-mi-primer-libro.html

    --
    Pablo Hernández M.

    ResponderEliminar
  3. Hermosa sensacion de fluir en el viento, Siendo Cuerpo! =) me gustaa

    ResponderEliminar